La química del sueño

//La química del sueño

Seis sustancias generadas por nuestro organismos mientras dormimos que pueden ser clave en nuestro descanso y en nuestra salud. Estas seis sustancias segregadas por nuestro cuerpo cobran especial protagonismo, por su presencia o ausencia, mientras dormimos.

Melatonina
Esta hormona que regula nuestro reloj biológico, es secretada por la glándula pineal cuando nuestro organismo a través de ciertos fotoreceptores del ojo detectan el descenso de luz. Esta nos relaja, tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios y aunque todavía no está demostrado que puede alargarnos la vida, sí puede influir en nuestra calidad de vida, sobre todo cuando nos vamos haciendo mayores.

Hormona del crecimiento
El pico más alto de segregación de esta hormona se produce en la fase del sueño profundo o Delta, por lo tanto si dormimos poco o mal estaremos carentes de ella, esta hormona mantiene la masa y la fuerza muscular precisas para realizar ejercicios físicos, y ayuda a controlar la cantidad de grasa corporal. Importantísima en la etapa infantil, hay que vigilar y si detectamos algún indicio en el crecimiento acudir a un especialista. En adultos si estamos faltos tendremos más riesgo de sufrir enfermedades.

quimica-del-sueno

Cortisol
La hormona del estrés, en el ritmo cotidiano de vida donde todo son prisas, atascos, colegios, actividades, reuniones, en definitiva todo el día corriendo, estos niveles se mantienen altos y paran o relentizan nuestro sistema inmunitario. Es mientras dormimos cuando estos niveles bajan y empiezan a actuar nuestras defensas de una forma eficaz, en procesos alérgicos es fundamental su bajada.

BDNF
Es una proteína que actua como factor de crecimiento, protege el nervio auditivo, y alcanza sus niveles más bajos cuando cae la noche. Se ha demostrado que la audición es más sensible al ruido durante la noche (cuando estos niveles caen) ruidos que durante el día pueden ser normales, en la noche nos podría provocar pérdidas auditivas.

Conexina-43
Entre otras funciones, en la noche se produce un incremento en la producción de la proteína conexina-43 en las células musculares de la vejiga, lo cual provoca que podamos aguantar más y tengamos que ir menos al baño.

Orexina

Mientras dormimos el hipotálamo reduce la producción de esta proteína, esta, entre otras cosas, vinculada con la sensación de hambre, es por eso, que cuando está descompensada perdemos la capacidad de saber si estamos saciados, por lo tanto si está regulada dormiremos mejor y no tendremos que levantarnos a picar en la noche.

2018-03-20T13:24:11+02:00